hugofilippe.com

Tipos de Trastornos de la Personalidad: cuáles son y cómo afectan

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
  • Alrededor del 10% de la población cumple los criterios de alguno de de los tipos de trastornos de la personalidad.  Una de cada diez personas luchan contra dificultades por su propia personalidad.
  • ¿Conoces los síntomas de los trastornos de la personalidad y cómo afectan? Si no estás seguro de lo que significan, estás leyendo el artículo adecuado.
  • Los trastornos de la personalidad afectan profundamente a quien los padece y a sus seres queridos. Conocerlos ayuda a identificarlos a tiempo y a tener una mayor comprensión.

Resumen de contenido

Antes de nada… ¿Qué es la personalidad?

 

Las dificultades de muchas personas están directamente ligadas a cómo son: a su personalidad. En muchos casos, buscan ayuda en terapias para entender esos aspectos y poder cambiarlos. 

La personalidad es la estructura de rasgos psicológicos que nos diferencian de los demás.  Está formada por sentimientos, emociones, actitudes, pensamientos, motivaciones, hábitos y patrones de conducta. En comparación con otro tipo de procesos mentales, la personalidad persiste relativamente estable a lo largo del tiempo.  

Su origen está en la interacción entre características biológicas heredadas, moldeadas por el entorno y las experiencias vividas. Durante la infancia y la adolescencia, se forman los elementos que, en la edad adulta, será la personalidad. 

Aprende más sobre qué es la personalidad.

Diferencias entre personalidad normal y trastorno de personalidad

 

Todos tenemos diferentes estilos de personalidad, los cuales no son patológicos en sí mismos. Por ejemplo, alguien puede ser arrogante, con necesidades de admiración y preocupaciones sobre ser inferior. Esto no significa que tenga un trastorno de personalidad narcisista. Sin embargo, seguramente tenga un estilo de personalidad o rasgos narcisistas. 

La consideración de la “normalidad” no es fija ni universal: depende de la interpretación dentro de cada sociedad y cultura. Los rasgos de una personalidad sana y una disfuncional se encuentran en un mismo continuo. Esto significa que el mismo tipo de rasgos pueden ser socialmente aceptables o patológicos según cómo se expresan.

Es importante aclarar que los diferentes tipos de trastornos de la personalidad NO son enfermedades.  

Un individuo con una personalidad saludable mantiene una capacidad de adaptación suficientemente flexible. Mantiene tiene una percepción de sí mismo y los demás estable, manteniendo generalmente decisiones constructivas y hábitos saludables. Consigue lidiar con sus dificultades, y vivir con bienestar sus relaciones (familia, amigos, trabajo). 

Recuerda: bajo la presión psicológica suficiente (impacto traumático), cualquier persona puede desarrollar rasgos disfuncionales en su personalidad.   

¿Qué es un trastorno de la personalidad?

 

El término clínico “trastorno de la personalidad”, denota una rigidez psicológica en los rasgos de personalidad, de larga duración, inflexibles y poco adaptativos. Deben causar una disfunción significativa. Produce malestar a sí mismo o/y a otros, causados por procesos internos, no siempre conscientes. También pueden existir comportamientos nocivos para la salud y serias alteraciones en la autoimagen. 

Los principales tipos de trastornos de la personalidad según los manuales diagnósticos

 

Es importante el uso de un marco común en la asistencia a la salud mental. Los profesionales de salud mental de todo el mundo se forman en los manuales de categorías diagnósticas. Para el experto, son “mapas” que delimitan categorías según la presencia de conjuntos de síntomas.  Esto facilita un consenso para los profesionales y la investigación. 

Los principales manuales utilizados para diagnosticar tipos de trastornos de personalidad son: 

  • El DSM-5 o Manual diagnóstico y estadístico de los trastornos mentales (quinta edición; American Psychyatric Association, 2013)  
  • CIE-10 o Clasificación Internacional de Enfermedades, de la Organización Mundial de la Salud (OMS). La undécima edición ha sido recientemente publicada, pero todavía se mantiene el uso de la décima.  

Ambos manuales tienen categorías similares, aunque con particularidades. Actualmente existen 10 tipos de trastornos de la personalidadagrupados en 3 clusters o grupos. Esto se debe a las similitudes mostradas en la evidencia clínica e investigación. 

Persona que padece un trastorno de la personalidad, solo mirando el mar
Foto de Noah Silliman en Unsplash

Trastornos de la personalidad del cluster A: Trastornos de personalidad excéntricos o raros.

Quienes padecen estas enfermedades a menudo parecen extraños o fuera de lugar: 

  • Paranoide  
  • Esquizoide 
  • Esquizotípico  

Trastornos de personalidad del grupo B: Trastornos Dramáticos de la Personalidad.

Se caracterizan por emociones intensas e inestables, así como una autoimagen distorsionada. Son propensos a actuar impulsivamente. Entre ellas se encuentran las siguientes: 

  • Antisocial 
  • Límite o Borderline  
  • Histriónico
  • Narcisista 

Trastornos de personalidad del grupo C:  Trastornos ansiosos de la personalidad.

Estas personalidades tienden a sentirse incómodas, angustiadas y temerosas:  

  • Evitativa 
  • Dependiente 
  • Personalidad Obsesivo-Compulsiva

Los 10 Tipos de trastornos de la personalidad

 
  1. Trastorno Paranoide de la personalidad: tendencia a ser suspicaz y sospechar de los demás, con una sensación de que son crueles o rencorosos, y a percibirlos como amenazantes o dañinos. A menudo temen que los demás les hagan daño, humillen o engañen, por lo que no confían y se alejan de ellos.
  2. Trastorno Esquizoide de la personalidad: tendencia al aislamiento social, a mostrar poca o ninguna emoción, y al desinterés en las interacciones sociales. Aquellos con condición esquizoide son apáticos, prefieren estar solos y parecen despreocupados por los elogios y las críticas.
  3. Trastorno Esquizotípico de la personalidad: tendencia hacia un pensamiento distorsionado, excéntrico o fuera de las expectativas culturales, y un comportamiento extraño, así como una gran inquietud en las relaciones personales. Las personas con una condición esquizotípica pueden exhibir pensamientos extravagantes, comportamientos anormales y una ansiedad social excesiva.
  4. Trastorno Antisocial de la personalidad: Se caracteriza por un comportamiento impulsivo, irresponsable y violento, que también se caracteriza por la falta de respeto por los demás y la negativa a seguir las normas sociales y la ley. Además de poder cometer delitos graves, las personas con esta personalidad no muestran ningún arrepentimiento por sus acciones. A pesar de ser términos diferentes, se les describe como psicópatas y sociópatas.
  5. Trastorno Límite de la personalidad: se caracteriza por un estado de ánimo y una autoimagen muy inestable, relaciones disfuncionales y comportamiento impulsivo que se manifiesta por ejemplo en el abuso de alcohol o drogas, gasto excesivo, sexualidad compulsiva o la conducción imprudente.
  6. Trastorno Histriónico de la personalidad: personas con tendencia emocionalmente muy expresivas, casi teatrales, y a menuso cambiantes y superficiales. Tienden a buscar constantemente atención, y pueden ser incluso infantiles y cargados de emociones.
  7. Trastorno Narcisista de la personalidad: sentido excesivo de superioridad, junto con una fijación del poder y el logro. Sin embargo, sus comportamientos en muchos casos son motivados por un sentido de si mismos vulnerable y baja autoestima. Una persona que padece este trastornos excesivamente egocéntrica, carece de empatía y requiere atención y elogios constantes.
  8. Trastorno de personalidad Evitativa: tendencia a evitar las situaciones sociales, por un miedo excesivo a ser humillado o evaluado con dureza. A menudo pierden sus vinculos y oportunidades en la vida porque tienen sensibilidad ante el rechazo.
  9. Trastorno de personalidad Dependiente: tendencia a la dependencia y sumisión, necesitar afecto frecuentemente y experimentar sentimientos de impotencia. Las personas con este trastorno tienden a desarrollar fuertes vínculos con los demás y pasan mucho tiempo tratando de complacerlos. Son pasivos y pegajoso, tienen miedo a la separación.
  10. Trastorno Obsesivo-Compulsivo de la Personalidad: perfección e inflexibilidad, control y orden, así como un profundo miedo a los errores, describen esta enfermedad. Cuando la ansiedad está presente, a menudo se manifiesta como una incapacidad para hacer juicios, dificultad para completar tareas u obsesión por los detalles. 

Otros tipos de trastornos de personalidad

 

Existen trastornos de personalidad de relevancia clínica, que aportan características importantes de las personas. No son recogidos actualmente por los sistemas DSM o CIE, pero si por otras categorizaciones clínicas: 

  • Personalidades Depresivas: carácter pesimista, melancólico, fatalista y abatido. Tendencia hacia sentimientos de abandono, culpabilidad, impotencia, y elevada autocrítica.
  • Personalidades Pasivo–agresivas:  Tendencia a sentir resentimiento, contrariedad y descontento. Se resisten a cumplir las expectativas de los demás. Descargan el enfado indirectamente, frustrando a los demás. Oscilación entre un humor cascarrabias e irritable, o áspero y retraído. Reprimen emociones y evitan comunicarse cuando hay un conflicto a discutir. 
  • Personalidades Sádicas: Personas que disfrutan realizando actos dañinos y abusando de otros. Obtienen satisfacción dominando, intimidando y humillando. Tendencia a ser hostiles, abrasivos, crueles, dogmáticos e inflexibles. Propensos a estallidos de ira.  
  • Personalidades Masoquistas: Personas complacientes, sumisas, modestas, que tienen dificultades para experimentar placer. Son serviles y pueden animar a otros a aprovecharse de ellos. Son derrotistas, se autodenigran y tienen tendencia a la culpabilidad, que generalmente aplacan con el sufrimiento. Tienden a relacionarse con personas abusivas, e incluso desconfían que los que les tratan bien. 
Hombre tatuado sufriendo por alguno de los tipos de trastornos de la personalidad
Foto de Annie Spratt en Unsplash

¿Cuáles son  trastornos de la personalidad más comunes?

 

Los estudios internacionales actuales sobre tipos de trastornos de la personalidad señalan una prevalencia elevada. Un promedio entre el 8-17% de la población lo padecen (Volkert et al., 2018). Veamos los más frecuentes: 

  • La prevalencia más alta se da en el trastorno obsesivo-compulsivo de la personalidad (entre un 2-7%), seguido del antisocial (2-4%). Estos trastornos son más frecuentes en hombres. 
  • Entre los tipos de trastornos de la personalidad más comunes en las clínicas (más de un 20%), se encuentra el trastorno límite o borderline de personalidad, afectando tres veces más a las mujeres. La prevalencia varía mucho según el estudio, pero se estima entre 1,6–3,3% en la población general. 

¿Cómo se diagnostica un trastorno de personalidad?

 

El diagnóstico debe ser realizado por un psiquiatra o psicólogo especialista en clínica. Todos los tipos de trastornos de la personalidad tienen sus criterios (entre 7 y 9 según el tipo). El paciente debe manifestar al menos la mitad de ellos para ser incluido.

Deben afectar a dos o más áreas de las siguientes: 

  • Cognición (es decir, formas de percibirse e interpretarse a sí mismo, a otras personas y eventos).  
  • Afectividad (es decir, el rango, intensidad, labilidad y adecuación de la respuesta emocional). 
  • Funcionamiento interpersonal.
  • Control de los impulsos 

Los patrones disfuncionales: 

  • Son perdurables, inflexibles y presentes en una amplia gama de situaciones personales y sociales Producen un malestar clínicamente significativo o a un deterioro social, laboral u otras áreas importantes de funcionamiento.  
  • Estables y de larga duración, y su inicio se remonta al menos a la adolescencia o a principios de la edad adulta.  
  • No se explican como consecuencia de otro trastorno mental, ni a los efectos fisiológicos de una sustancia u otra afección médica. Por ejemplo, una droga de abuso, un medicamento o  un traumatismo craneal. 

Comprendiendo el diagnóstico de la personalidad

 

Si conoces a alguien que ha sido diagnosticado de alguno de los tipos de trastornos de la personalidad, es importante que entiendas qué significa. 

La personalidad no nos señala qué trastorno padece un paciente, sino cómo es. Nos dice cuáles son sus diferencias individuales en procesos psicológicos.  Ni es una enfermedad ni es cosa de «locos»·

Los tipos de trastornos de la personalidad abarcan una amplia gama de problemas. Además dependiendo del tipo y nivel de severidad, pueden variar en gravedad y discapacidad. 

Como puedes deducir, una parte tan compleja de nosotros mismos cuando se ve afectada, produce un impacto en muchas áreas vitales. Cuando una persona tiene un trastorno de personalidad, piensa, siente y actúa de manera diferente. Pero esta diferencia genera angustia o/y deterioro en su funcionamiento, tanto para la persona como los demás. 

Desde luego, no es una etiqueta que marca a una persona con una falla irrecuperable. Se trata de clasificaciones que los profesionales y expertos utilizan para poder ayudar a personas con dichos rasgos disfuncionales. 

La mejor manera de entender un diagnóstico de este tipo, es que existen tendencias de la persona que producen gran malestar a nivel emocional, laboral, social y vital,  que necesitan atención.

 

Cuándo consultar a un experto y cómo tratarlo

 

Las personas que padecen trastornos de la personalidad pueden ser reacias a buscar tratamiento por sí mismas. Muchas no reciben tratamiento. Esto se debe a que algunos rasgos son egosintónicos (el afectado no los reconoce porque se siente cómodo con cómo que siente).

En muchos casos, es el círculo social íntimo del individuo que identifica patrones disfuncionales. Por ejemplo, pueden ser percibidos como intensamente negativos, rechazantes, exigentes, agresivos o manipuladores.

El criterio principal, debe ser la presencia de patrones personales e interpersonales disfuncionales mencionados anteriormente. Deben producir un claro malestar significativo y un deterioro en  sus vínculos.

Si sientes que repites constantemente alguno de esos comportamientos que te hacen daño, y a pesar de que deseas cambiar no lo logras: busca ayuda.

¿Cómo puede ayudar la psicoterapia en los trastornos de personalidad?

 

Los trastornos de personalidad están dentro de las dificultades más complejas de tratar. Afortunadamente, existen formas de aliviar los síntomas a través de tratamiento psicológico. 

No existe medicación que “cure” estas condiciones, es frecuente que personas medicadas no consigan resultados. Si bien son de gran ayuda con aspectos como la regulación emocional, impulsividad u otras condiciones psicológicas (ansiedad, estado de depresión, etc.) 

A través de la psicoterapia, cada persona puede comprender y tomar consciencia de cómo opera la personalidad en sus dificultades psicológicas y relacionales. La relación terapéutica ayuda en: 

  • Aporta un entorno de seguridad, apoyo y confianza para explorar qué ocurre. 
  • Posibilitar poner en palabras las dificultades y comprenderlas. 
  • Tomar conciencia de patrones de pensamientos y comportamientos. 
  • Analizar el origen y el impacto en las relaciones presentes. 
  • Manejar y regular emociones.  
  • Desarrollar estrategias de afrontamiento. 

Conclusiones

 

Aquellos que sufren por su personalidad, tienen dificultades para enfrentarse a su día a día, lidiando con tensiones internas, conflictos en sus relaciones, o bloqueándose con problemas aparentemente «normales».

Constituyen un grupo de trastornos psicológicos, con patrones mentales y de comportamiento de larga duración, que son desadaptativos y rígidos. Pueden causar dificultades y daños en las relaciones y en la construcción de su vida.

El objetivo de este artículo es explicar qué y cuáles son los tipos de trastornos de la personalidad, para ayudarte a identificarlos.

En todos los casos se expresa relacionalmente. Es decir, en sus relaciones hay una perturbación por ausencia y aislamiento; por su manipulación e instrumentalización de los demás; o por sentimientos de carencia, inseguridad y necesidad insatisfechos.

Las personas que sufren trastornos de la personalidad pueden enfrentarse a problemas graves en sus vidas, que pueden empeorar si no se tratan.

Si es tu caso o conoces a alguien que identifiques con rasgos aquí expuestos, no dudes en consultarme.

Bibliografía

 

American Psychiatric Association. (2013). Diagnostic and statistical manual of mental disorders (DSM-5 R, 5a ed.). American Psychiatric Association Publishing. 

Millon, T. (1999). Trastornos de La Personalidad-Mas Alla del Dsm IV. Masson. 

Volkert J, Gablonski TC, Rabung S. (2018) Prevalence of personality disorders in the general adult population in Western countries: systematic review and meta-analysis. Br J Psychiatry. 2018 Dec;213(6):709-715. doi: 10.1192/bjp.2018.202

World Health Organization. (2015). The international statistical classification of diseases and related health problems, ICD-10 (10a ed.). World Health Organization. 

Hugo Filippe
Hugo Filippe
Licenciado en Psicología (Univ. Complutense de Madrid). Especialista en Clínica y Psicoterapia Psicoanalítica (Univ. Pontificia de Comillas). Miembro de la Sociedad Forum de Psicoterapia. Emprendedor digital, fundador de ElementalPsychology. Espíritu aventurero, apasionado de la mente humana. Más sobre mi.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.