hugofilippe.com

Cómo castigan los narcisistas – Aprende a identificarlo

Compartir en facebook
Compartir en twitter
Compartir en linkedin
Compartir en pinterest
Compartir en telegram
Compartir en whatsapp
  • En este artículo se identifican distintos métodos y tácticas sobre cómo castigan los narcisistas.
  • Son individuos centrados en sí mismos que necesitan mantener una autoimagen valorizada y grandiosa. Las personas más cercanas son las que más sufren sus formas de relacionarse.
  • El «castigo» es inseparable del sentimiento de grandiosidad y superioridad sobre los demás. Son métodos que permiten controlar y usar las relaciones para su beneficio personal.

Resumen de contenido

La relación con una personalidad narcisista

 

Si has llegado a este artículo, seguramente tienes o has tenido una relación con una persona con rasgos de personalidad narcisistas. En la pareja, la familia, amistades, o en el entorno laboral, mucha gente es objeto de sus  diferentes tácticas de castigo. 

En este artículo me voy a referir como “narcisistas” a personas con un estilo de personalidad narcisista, o/y trastorno narcisista de la personalidad (TPN). Brevemente, los rasgos del narcisista son:

  • Esencialmente, son personas con una inestabilidad en la imagen de sí mismos, que requieren una compensación constante en su sentimiento de importancia y de valor. El incremento de valoración lo consiguen a través de estatus, admiración, riqueza, éxito laboral, o seducción. 
  • Suelen tener sentimientos crónicos de vacío y una incapacidad para sentir un disfrute auténtico (p. ej. en el amor o hacia su trabajo). 
  • Cuando logran la compensación con sus logros, se sienten eufóricos y se muestran grandiosos y arrogantes. Tienden a sentirse con derechos sobre los demás, y tratan con desprecio a quienes perciben inferiores.
  • También hay otros con rasgos narcisistas encubiertos, avergonzados y evitativos, que no logran compensar sus sentimientos de inferioridad, pero comparten las mismas preocupaciones.

Si estás en contacto con un narcisista, puede verte como una amenaza para su equilibrio interno, y convertirte en un posible objetivo de sus castigos. Esto se debe a que son víctimas de sus propias inseguridades y a que necesitan controlar sus relaciones. 

¿Por qué castigan los narcisistas? 

 

A menudo los seres humanos hacemos daño a los seres que queremos. Sin embargo, muchos narcisistas dañan a otros deliberadamente, ya sea para aumentar su autoestima, controlar o disfrutar con ello.

En la mayoría de trastornos mentales, es el propio afectado quien sufre psicológicamente (depresión, ansiedad, etc.). Sin embargo, las personas más cercanas a las personas con TPN, como la pareja/el cónyuge o los hijos, son las que sufren.

No siempre son calculadores, pueden ser impulsivos, pero son formas de actuar aprendidas y automáticas en sus relaciones. En muchos casos, no les importa hacer daño a los demás, ya sea de forma abierta o encubierta, con actitudes pasivo-agresivas.

Algunos motivos por los que castigan los narcisistas: 

  • Vengarse o descargar su rabia narcisista.
  • Demostrar su poder, dominio e influencia.  
  • Recuperar la conformidad y hacer valer su derecho. 
  • Acabar con amenazas potenciales o reales, o vencer a la «competencia».
  • Provocar miedo, incluso obtener un placer en ello.

¿Cómo castigan los narcisistas?

 

Los narcisistas pueden aprender numerosas tácticas de castigo a lo largo de su vida, eficaces para lograr lo que se proponen.  A pesar de que tienden a estar desconectados de deseos y necesidades ajenas, suelen ser buenos observadores y saben qué botón apretar para castigar o provocar una reacción deseada.

A continuación, te ofrezco una guía para identificar cómo castigan los narcisistas. 

1. Devaluación

El narcisista tiende a la devaluación directa, o encubierta y sutil en sus entornos. Encuentra una reequilibración de su autoestima porque cuando devalúan a alguien, se sienten superiores.

Es frecuente en el TPN encontrar el desprecio y la humillación manifiesta, machacando y hundiendo a sus objetivos con sus palabras. También de maneras más encubiertas: una actitud juiciosa, una crítica elevada, la displicencia o el uso del sarcasmo. Puede humillar en público, incluso animar a otros (familiares, amigos) a que lo hagan.

La devaluación puede ser también un método de castigo cuando alguien les ha herido y sienten rencor (sea real o percibido así) . Esto se debe a que cuando disminuye su autoestima, aparecen intensos sentimientos de inferioridad, vergüenza, humillación, y rechazo. 

Otra emoción muy frecuente es una envidia tóxica hacia aquellos con los que se comparan y que disponen de aquello que desean. Cuando los demás son un «espejo de lo que carecen«, suelen defender su herida emocional mediante una devaluación corrosiva.

2. Castigo como coacción 

Los narcisistas coaccionan a los demás para proteger la frágil imagen fabricada que mantiene su valoración y autoestima. Justifican continuamente su abandono y abuso de los demás, y recurren a la coacción para exigir la cooperación y sometimiento de aquellos que violan sus reglas y demandas.   

La coacción es frecuente en las dinámicas familiares, donde se exige una lealtad a las normas de la familia y al mantenimiento de una imagen perfecta respecto al exterior.  

Los narcisistas utilizan diferentes tácticas coercitivas para obtener su conformidad o lograr lo que desean: 

Amenaza directa o encubierta

Comunicando consecuencias si no cooperan con los mandatos. El abandono es una amenaza frecuente en pareja.

Reducción de la autonomía de la víctima

P. ej., promoviendo el aislamiento, restringiendo el contacto con amigos y familiares externos, u otras conexiones sociales. Pueden criticar a personas del entorno, o hablar mal de la persona, para aislar activamente del contacto social. En casos de familias y parejas, pueden llegar a restringir la libertad física o limitar los recursos financieros.

Retirada de afecto

Castigar haciendo que los demás se sientan inútiles, no queridos e invisibles. Niegan la atención deliberadamente, asi como el afecto o el apoyo emocional. P. ej. pueden ignorar o tener «olvidos» sobre eventos importantes para la víctima. En pareja es frecuente negarse a tener sexo o evitarlo.

Constricción de la capacidad de decisón

Desestabilizar el sentido de sí mismo, la realidad y la visión del mundo de la víctima. Lo logran mediante el cuestionamiento persistente y el juicio negativo. 

Victimismo

Es frecuente tomar un rol de víctima, para inocular culpabilidad o lástima en la víctima que la que desean su sometimiento. También para recibir apoyo del entorno familiar o social. Es frecuente que se victimicen, acusando a otros por comportamientos que ellos mismos hacen.

Mujer víctima de castigo narcisista, manipulación, abuso, confusión y ansiedad

3. Castigo como método de control     

Existen formas de castigo sofisticadas, que buscan controlar el marco de pensamiento. Se puede inocular impotencia, socavando la confianza de la víctima en sus pensamientos, sentimientos y percepciones. Esto lo logran engañando, distorsionando y negando la realidad o los hechos.

El estado emocional que dejan, suele ser de confusión, ansiedad e incomodidad, dificultando el razonamiento y la toma de decisiones. 

El control del pensamiento también se logra dominando la opinión y la expresión de lo que consideran aceptable mediante el juicio, la intimidación, el silencio, el rechazo y las reglas tácitas (implícitas, que se suponen y que la víctima debe obedecer). Veamos algunas de las principales tácticas:  

Abuso como forma de control 

Intimidar para provocar miedo. Control de la comunicación, de conductas y pensamientos mediante abuso verbal, físico y/o sexual. Puede ser implícita o explícitamente, amenazado o actuado. Es frecuente que la víctima viva con miedo a sus reacciones. A veces se combina con arrepentimientos intermitentes, promesas de cambio o recompensas (p. ej. en pareja con regalos, inundando de cariño, sexo apasionado, etc.), Generalmente atrapa a la víctima en un juego perverso con la esperanza de que cambie. 

El muro o tratamiento de silencio

Negación a hablar o comunicarse. Si has hecho o dicho algo que no le gusta, lo utiliza como castigo para restablecer el desequilibrio de poder. Guardar silencio y cerrar toda comunicación sobre un tema, permite obtener el control. Además es psicológicamente perturbador, especialmente si quien recibe tal indiferencia tiene un  vínculo afectivo cercano. En muchos casos, el que lo padece, suele disculparse porque sólo así el narcisista le dirige la palabra de nuevo. El conflicto no se resuelve, y el narcisista gana ventaja (incluso cuando fue claramente culpable).
 

Luz de gas (Gaslightining)

Gaslighting es un término de la psicología anglosajona popular. La «luz de gas» significa ser inducido  a cuestionar la realidad evidente, o la propia memoria y percepción, debido a la manipulación. P. ej. es frecuente ilegitimar a la víctima diciendo:  «estás loco/a», “eso no ocurrió así, son cosas tuyas”, «te sientes así porque eres muy sensible», cuando ésta comunica una queja legitima o cuestiona al maltratador. Además pueden victimizarse y exteriorizar que eres el culpable.

Mecanismos de proyección

Se trata de un mecanismo inconsciente que niega algo en el interior inaceptable para atribuírselo al Otro. Es una defensa mediante la cual el narcisista puede desviar el foco de atención de un aspecto y criticarlo en la otra persona. El narcisista no asume sus propias emociones y comportamientos, los coloca fuera de él. Pueden buscar provocar emociones que rechazan tener, y solo se detienen cuando la víctima reacciona (p. ej. reacciones emocionales intensas o agresivas). Recuperan el control a través del estado emocional provocado, y pueden aprovechar para culpar después.
 

Desplazamiento de la culpa

Al tener un sentido inestable de sí mismos y propensos a las lesiones en su autoestima, desviarán la culpa hacia los demás porque no logran gestionar la autoculpabilidad. Muchos narcisistas no asumen la responsabilidad de sus actos debido a un odio inconsciente hacia sí mismos. No soportan la culpa o la vergüenza. En situaciones de pareja, p. ej. si engañan, acusan de haberles engañado. Si abusan, culpan por el maltrato que dan. 

4. Castigo como reacción a la rabia narcisista 

Los narcisistas pueden enfurecerse cuando alguien pone de manifiesto sus debilidades o les deja en evidencia. Esto se debe a su herida narcisista, la fragilidad de su autoimagen. Pierden el control con gritos e insultos. Durante estos enfados, pueden ser agresivos, y muy hirientes con sus palabras.

Durante la rabia narcisista, hará cualquier cosa para herirla de la misma manera, incluso más justificándose en sus sentimientos heridos. «Ojo por ojo, diente por diente». También puede cerrar cualquier comunicación, sobre todo si pueden herir aún más su autoestima.

5. Castigo como demostración de poder 

Kernberg (1984) llama al tipo narcisista más problemático como narcisismo maligno situándolo en el continuo de la psicopatía. Si tiene tendencias psicopáticas, tienden a sentirse con derecho de hacer lo que desean (sense of entitlement en inglés,  lo traduzco como sentido de derecho). Temen ser manipulados por un mundo que perciben como egoísta, deshonesto y débil. Necesitan sentir el dominio y salirse con la suya. Tienden a reificar o cosificar a los demás, viéndolos como objetos con los que pueden satisfacer sus necesidades.

Por otro lado, si hay una biografía marcada por la vergüenza y humillación, pueden esperar ser humillados o atacados, adelantándose hostilmente para evitar el ataque. En esos casos, hay tendencias paranoides, ese decir, percepción de amenaza y presencia de angustias persecutorias ante el poder del Otro. 

6. Castigar por placer sádico  

Algunos narcisistas en el extremo maligno del espectro, ejercen el control sobre su entorno con la agresión, la dominación y el abuso. Algunos son también sádicos: experimentan placer con ello. Lo hacen, no por falta de empatía, sino porque disfrutan humillando,  sometiendo, mancillando, forzando al dolor y deshumanizando a los demás.  Cosifican a los demás y les hacen sufrir, y frecuentemente suele tener un componente sexual.  

Conclusiones


En la relación con un narcisista, los castigos son frecuentes y pueden adoptar muchas formas. Este artículo intenta recopilar una guía para identificar cómo castigan los narcisistas y entender por qué se comportan así.

El narcisista castiga para reequilibrar sus sentimientos de inferioridad, y por necesidades de control en las relaciones. También como forma de devolver lo que siente como una herida.

Aunque algunos castigos son más obvios y explícitos; otros pueden dejarte en un estado de confusión e incomodidad. Paradójicamente el abuso puede hacer que trates de complacer a dicha persona.

Como terapeuta, pienso que  no es correcto identificar a todos los narcisistas como monstruos abusadores. La terapia puede ayudar a los casos del espectro menos graves y más vulnerables. Son seres humanos con experiencias vitales que les han conducido a ser así, a tener un trastorno disfuncional. Se destruyen a sí mismos y a su entorno. Muchos acaban en terapia quebrados, deseando salir del vacío y la depresión.  Algunos necesitan parar la destrucción y buscar un cambio con sus seres queridos.

Sin embargo, no podemos justificar sus comportamientos y asumir el abuso sistemáticamente, aunque sean víctimas de sus propias experiencias. Deben ser identificados correctamente para poder establecer límites. Es necesario tomar una postura firme y dejar de ceder a las exigencias y manipulaciones. Es la única manera de mantener una relación y sobrevivir emocionalmente a su lado.

Bibliografía

 

Díaz-Benjumea, L. (2014). Personalidades Narcisistas (Diagnóstico Psicoanalítico. Comprendiendo la estructura de personalidad en el proceso clínico [McWilliams, 2011]). Aperturas Psicoanalíticas (47). https://aperturas.org/articulo.php?articulo=861

Kernberg, O. F. (1984). Severe personality disorders: Psychotherapeutic strategies. Yale University Press. Traducción en castellano: Trastornos Graves de La Personalidad, Ed. Manual moderno.

Lingiardi, V., & McWilliams, N. (2017). Psychodynamic diagnostic manual: PDM-2, 2nd ed. Guildford Press.

Hugo Filippe
Hugo Filippe
Licenciado en Psicología (Univ. Complutense de Madrid). Especialista en Clínica y Psicoterapia Psicoanalítica (Univ. Pontificia de Comillas). Miembro de la Sociedad Forum de Psicoterapia. Emprendedor digital, fundador de ElementalPsychology. Espíritu aventurero, apasionado de la mente humana. Más sobre mi.

2 comentarios en “Cómo castigan los narcisistas – Aprende a identificarlo”

  1. Me encanta este análisis de los castigos que aplican las personas narcisistas, tenía muchas dudas al respecto pero este artículo me las aclaró todas. Actualmente estoy estudiando la carrera de psicología y acabo de terminar un vínculo amoroso con un hombre con esta personalidad y pienso que el estar informada y por todo lo que conlleva mi carrera, es que siento que me he salvado de ser víctima de una persona así. Gracias

    1. Hola Evelyn, ¡gracias por tu comentario!
      No hay mucha información en la red sobre el tema, me parece importante reconocer y entender el estilo interpersonal de este tipo de personalidad. Lamento que hayas tenido una experiencia así… al menos tu aprendizaje te permitirá construir una relación más estable en el futuro, sabrás reconocer qué necesitas y qué no debes permitir en una relación de pareja.
      Te deseo éxito en tus estudios, compañera 😉

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

dos mujeres abrazándose,cómo disculparse con alguien en en psicología, pedir disculpas, perdonar

Cómo disculparse con alguien

Saber cómo disculparse con alguien querido, es una de las comunicaciones más delicadas e importantes que hacemos en nuestras relaciones. Pero, ¿sabes cómo pedir perdón de forma sincera? Es una habilidad social fundamental. No todo el mundo sabe cómo o

Ver post »